Inicio / Creación literaria / Botón rojo (ser la Marla del cuento)

Botón rojo (ser la Marla del cuento)

Al final sólo somos esta suma de uñas que crecen,

de cuerpos averiados por el tiempo y lo que no

Al final no podemos:

1. con el mal que crece bajo nuestros pies

2. con las oficinas dónde deciden la vida de millones

3. con la gente que sacrificó su honra por un premio de puntualidad

4. con la imposibilidad de cambiar si seguimos siendo lxs mismxs

Al final reventamos:

1. por esta vorágine gris de las simulaciones

2. reventamos por la gente que te clava puñales por detrás, porque sí

3. reventamos por la ceguera-el machismo- la pereza-el miedo

Y esta cabeza se me agranda con el zumbido de la mezquindad,

no tolero el disfraz de las falsas rebeldías, de aquellas que buscan la foto, que sólo aparecen en los horarios pagados

Lo más heroico en lo inmundo es la explosión programada,

el botón apretado en el segundo exacto,

ser la Marla del cuento y asumir el destierro, la exclusión, la soledad

Y dije: intenté empezar una revolución con él.

Quería decir: intenté empezar una relación con él.

Realmente hay que decir: imaginaba que él era una revelación.

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Tumblr0Email this to someone

Acerca de Carmen Saavedra