Inicio / Noticia cultural / Artes visuales / Me quiero ir al mar

Me quiero ir al mar

 

Compuesta por 145 piezas, la muestra es quizá el recuento más ambicioso de la trayectoria del artista al presentar al público piezas desconocidas o pocas veces expuestas 
Con el concepto curatorial de Santiago Espinosa de los Monteros y Natalie Gama Pourdanay 
Museo del Palacio de Bellas Artes, abierta al público del 14 de junio al 8 de septiembre de 2019

 

  L  a exposición Francisco Icaza. Me quiero ir al mar, la cual podrá visitarse del 14 de junio al 8 de septiembre del presente año en las cuatro salas del segundo piso del recinto del INBAL.
La muestra, que cuenta con un total de 145 obras, es un recuento de la trayectoria de Francisco Icaza, al presentar al público piezas desconocidas o pocas veces expuestas.

Hasta mediados del siglo XX, el pintor Francisco Icaza (El Salvador, 1930–México, 2014) fundó y participó en varios movimientos artísticos importantes, como el Salón Independiente, Nueva Presencia, Los Interioristas, y en exposiciones como Confrontación 66 en México. Hijo y nieto de diplomáticos y escritores, sus días estuvieron marcados por la cercanía de algunas personalidades relevantes del mundo de la cultura.

Influido por las grandes corrientes de pensamiento de la época, Icaza fue un fiel lector de autores como Albert Camus, Jean Paul Sartre, Friedrich Nietzsche, de quienes, a través de su pintura, asimiló una manera de narrar y representar el mundo al mantener siempre una perspectiva personal y crear un mundo poético. Es por esto que, a lo largo de su amplia trayectoria, se puede observar una notable variedad expresiva, de la neofiguración a la evocación de formas escriturales, pasando por el dibujo ilustrativo y narrativo a la geometría abstracta.

La muestra Francisco Icaza. Me quiero ir al mar está compuesta por tres núcleos temáticos: Memorabilia, Pájaros y figuras y Obra última. Series. En todos ellos, Francisco Icaza es el protagonista. El artista encarna todo aquello que quería “contar”: un hombre con un pájaro en la cabeza, un sol o un mar. Hacia el final de su vida, las referencias y códigos con los que se describió a sí mismo llegaron a formar una bitácora de sus incansables viajes y estadías por el mundo; el real y el imaginario.

Contemplar esta obra es recorrer uno de los itinerarios artísticos más vitales. Sus largas estancias en varios países, sus reuniones con los actores culturales relevantes de la época, junto con un esforzado lenguaje personal, permiten desentrañar, pieza a pieza, los códigos ocultos pero reveladores de la fértil trayectoria de Icaza como creador visual.

En Memorabilia, primera sección de la exposición, abundan los dibujos, autorretratos, personajes y figuras con forma de animal hasta arribar a la realización de series compuestas por diversos elementos. La vastedad creativa integra recreaciones de escenas literarias reinterpretadas, narraciones personales que van de lo anecdótico a lo fantástico, o la representación de personajes como Naruz, de El cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell. Su primera época manifiesta la influencia expresionista de artistas como James Ensor y José Clemente Orozco, quienes lo acompañaron el resto de su larga trayectoria. Se incluyen fotografías de personajes clave, partícipes en la construcción de las artes y los discursos sociales y políticos de la época.

Es aquí, en este primer núcleo de la muestra, donde se encuentra la serie titulada Me quiero ir al mar, que da nombre a la exposición. Los trabajos relacionados con la idea de Me quiero ir al mar abarcan un periodo que va de 1984 a los primeros años de la década de los noventa. Es común encontrar, aunque sin este título, piezas posteriores que se identifican claramente por su temática e iconografía con Me quiero ir al mar. Tanto el océano como las aves que aparecen en esas piezas hablan de un medio para viajar no sólo físicamente, sino a otros estados de conciencia, es decir, viajes interiores.

Pájaros y figuras es el nombre del segundo núcleo de esta exhibición. La serie de los pájaros es sustancial en la trayectoria de Francisco Icaza, no sólo porque es un tema permanente en su obra, sino porque es ejemplo de su inclinación a trabajar en series, recurriendo a símbolos generados por él mismo. La simbología de determinadas figuras y animales, en especial la de las aves, podrá ser interpretada como la de seres de sabiduría y libertad. En esta sección se incluye, además, La fiera malvada, compuesta por 10 litografías que aluden a una fiera que extermina a personajes y animales de cierto mundo descrito en un cuento medieval al que Icaza hace referencia.
En Obra última. Series, sección con la que concluye la exposición, el visitante podrá apreciar las diferentes series que Icaza realizó y en las cuales abundan elementos prototípicos de la simbología ancestral, como las “X”, los soles, las aves y, de manera preponderante, la escritura, cargada de códigos y símbolos. Aunque algunas de sus obras contienen textos legibles, otras son evocaciones de lenguajes inexistentes, aunque hacen referencia directa a formas de escrituras de muy distintas culturas y lenguas.

Esta exposición estará acompañada por un libro editado con el invaluable apoyo de la Fundación Mary Street Jenkins. La edición tiene como objetivo acercar al público a la obra y trayectoria de este fascinante artista mexicano e incluye los textos de Santiago Espinosa de los Monteros y Natalie Gama Pourdanay, quienes desarrollaron conceptualmente el guion curatorial de la exposición, además de los ensayos de Víctor Manuel Mendiola, José Manuel Springer y Carla Stellweg, a través de los cuales se materializa el impacto que tuvo en su obra el bagaje visual y cultural al que accedió Icaza desde muy temprana edad. La publicación se complementa con una cronología que resalta los sucesos más importantes en la vida del pintor; todo ello, ilustrado por las obras que se exhiben en la muestra.

Cabe agregar que, con el fin de crear una experiencia más significativa y en apoyo a la accesibilidad de los diversos públicos del recinto, el Museo del Palacio de Bellas Artes ha diseñado una serie de herramientas de mediación que permitirán entender, disfrutar y profundizar en el trabajo de Francisco Icaza; entre ellas destacan videos en lenguaje de señas mexicana (dirigido a personas con discapacidad auditiva), audio en náhuatl, video introductorio que presenta la vida y obra del artista; línea del tiempo donde se podrán apreciar las distintas etapas del pintor y su producción, video con fragmentos de entrevistas a artistas y personajes de la cultura cercanos a Francisco Icaza; video con imágenes de la película Mural efímero del 68, una proyección del mural Computadoras represivas, realizado por Icaza para la Feria Universal de Osaka, en 1970; audios y citas del artista tomadas de diversas entrevistas, un mapa de relaciones de la escena cultural contemporánea al artista. Además, el museo ofrece a los visitantes la aplicación para dispositivos móviles ArtGuide, audioguía interactiva que resalta algunas piezas imperdibles de la exhibición.

Asimismo, en la búsqueda de minimizar las barreras de acceso a la cultura y el arte, el museo ha planeado diferentes estrategias que propicien experiencias significativas dirigidas a diversos tipos de visitantes.

Como parte de la oferta planeada para esta exposición se desarrollarán recorridos mediados en salas para público en general, así como los programas públicos: Acércalos al arte, dirigido a público escolar; Arte ligado a tus recuerdos, para personas adultas mayores que promueve el diálogo y la memoria colectiva. De igual modo, se llevarán a cabo recorridos y actividades mediadas dirigidas a personas en alguna situación de vulnerabilidad social.

También, como parte de la exposición, se ha desarrollado un programa de actividades paralelas que invitará a los visitantes a profundizar en temas específicos de la muestra: charlas, recorridos virtuales, visitas con especialistas, sesiones familiares y la presentación del libro que acompaña a la muestra.

Acerca de Redacción

Léa también

Dirigida por

  Directoras y directores del Ariel   Exposición fotográfica de carlos somonte en cine villa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *