Remedios Varo

ícono de la pintura surrealista

 

El año de 1953 marca la etapa más prolífica cuando su obra representó a México en exposiciones internacionales. Se cumplen 56 años de su fallecimiento

 

  R  emedios Varo se ha convertido en un ícono del surrealismo internacional. Su legado y obra forman parte del patrimonio artístico mexicano, el cual se puede apreciar en el Museo de Arte Moderno (MAM) donde se resguarda la Colección Gruen-Varsoviano, la más amplia, difundida y estudiada de la artista plástica, quien falleció en la Ciudad de México el 8 de octubre de 1963.

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga, su nombre completo, es oriunda de Gerona, España, donde nació el 16 de diciembre de 1908, y llegó a México en 1941, a los 33 años, junto al poeta francés Benjamín Péret, huyendo de la Segunda Guerra Mundial.

Desde muy joven, Remedios Varo mostró interés por las artes plásticas e impulsada por su padre, Rodrigo Varo, inició estudios en la Academia de San Fernando de Madrid, convirtiéndose en una de sus primeras estudiantes, donde además compartió tertulias con Salvador Dalí y Federico García Lorca.

Al graduarse, pasó un año en París junto a su entonces marido Gerardo Lizárraga, compañero de academia, y regresó a España en 1932, donde trabajó en una casa publicista. En esa época comenzó su contacto con las vanguardias, a través de artistas como Óscar Domínguez, Esteban Francés, pintor surrealista, y André Bretón, con quienes fue parte de grupo Logicófobo.

Para 1941, ya junto a Péret, a quien conoció durante la Guerra Civil Española, viaja nuevamente a París, donde continua sus actividades junto a los surrealistas, al participar en exposiciones y reuniones. En ese año el avance de las tropas nazis en territorio francés obligó a la pareja a emprender la huida.

Una reseña de la crítica de arte, Raquel Tibol, apunta que desde 1937 Varo y Péret ya tenían intenciones de viajar a México, alentados por el mismo Bretón; sin embargo, la falta de pasaporte retrasó su partida.

Finalmente, logran salir de Europa con destino a Estados Unidos pero debido a las afinidades comunistas y actividad política de Péret, les negaron la entrada por lo que viajaron a México en noviembre de 1941, donde un año después conoce a Leonora Carrington, quien se convertiría en su “hermana espiritual”.

Se conoce que durante más de una década Remedios Varo mantuvo distancia de los círculos artísticos y fue a partir de 1953 cuando inicia una de sus etapas más prolíficas, en la que su obra representó a México como parte de diversas exposiciones en distintos lugares del mundo, junto a pinturas de Leonora Carrington, Frida Kahlo, Juan O’Gorman, Lilia Carrillo, Manuel Felguérez, entre otros artistas. La artista falleció en la Ciudad de México el 8 de octubre de 1963 a los 55 años.

Cabe recordar que la exposición más reciente que se presentó sobre la pintora se llevó a cabo en el Museo de Arte Moderno con colecciones de amuletos y piedras, fotografías, biblioteca personal, correspondencia, 250 dibujos preparatorios, bocetos y alrededor de 506 objetos personales de la pintora surrealista, escritora y artista gráfica española, exiliada y naturalizada mexicana.

Acerca de Redacción

Léa también

Luis Nishizawa

el arte como puente entre naciones Quinto aniversario luctuoso del pintor, ceramista, dibujante, vitralista y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *