David Huerta

70 aniversario

Una vida dedicada a la poesía

 

Es ganador de los premios Nacional de Ciencias y Artes 2015, en las Letras José Emilio Pacheco 2018 y FIL de Literatura en Lenguas Romances, que le será entregado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

El escritor celebra 70 años de vida, gran parte de ella dedicado a su obra literaria y periodística

 

  A   sus 70 años, que cumple este 8 de octubre, David Huerta, poeta, narrador, ensayista y traductor, dice vivir con mucho entusiasmo y ver el mundo “con ojos frescos y desconcertados”. Autor de una vasta obra poética, destaca su libro Incurable (1987), considerado uno de los mejores de la poesía en lengua española.
Desde su infancia se vio envuelto en un ambiente literario y político que fueron propicios para el desarrollo de su vocación literaria. Hijo del reconocido poeta mexicano Efraín Huerta, de quien —dice— nunca les impuso lecturas pero ahí estaban los libros para quien quisiera tomarlos, David Huerta admite que la poesía le llega “por la vía genética” y que su padre tuvo un peso específico en sus inicios literarios. “La poesía permite asomarse a la vida interna, creo que para eso podría servir”, manifiesta el poeta, quien confiesa que “a los verdaderos escritores nos cuesta mucho escribir”.
Nacido en la Ciudad de México en 1949, estudió en la Preparatoria Nacional y Filosofía y Letras Inglesas y Españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde conoció a Jesús Arellano y a Rubén Bonifaz Nuño, quienes publicaron su primer libro El jardín de la luz (1972), reconocida como una de sus mejores obras, pese a ser la primigenia.
Huerta pertenece a la generación estudiantil de 1968. Fue uno de los brigadistas que salieron a las calles para defender el pliego petitorio del movimiento que enarbolaba la democracia como su principal bandera.
Su trabajo profesional siempre ha sido alrededor del libro. Se ha desempeñado como secretario de redacción de La Gaceta del Fondo de Cultura Económica, director del Periódico de Poesía de la UNAM, coordinador del suplemento cultural de Cisa (hoy Agencia Proceso) y miembro del consejo editorial de Letras Libres.
Igualmente, ha colaborado en Diorama de la Cultura, El Día, El Universal, La Gaceta del FCE, La Talacha, Letras Libres, Nexos, Revista de la UNAM, Novedades y Proceso entre muy diversos medios de comunicación.
David Huerta es una de las voces fundamentales de la poesía actual mexicana, entre su obra encontramos: El jardín de la luz (1972), Versión (1978), Incurable (1987), Los objetos están más cerca de lo que aparentan (1990), El azul en la flama (2002), La calle blanca (2006) y La mancha en el espejo. Recopilación de su obra poética, 2 vols (2013) y El ovillo y la brisa (2018).
Su labor de difusión de la literatura y de la poesía ha sido amplia. Ha sido coordinador de talleres literarios en la Casa del Lago de la UNAM, en el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y en el ISSSTE, y ha impartido cursos de literatura en las fundaciones Octavio Paz y para las Letras Mexicanas. Es maestro universitario desde 2005 en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y en la UNAM mantiene la cátedra Poesía en lengua española.
Ha dictado conferencias y lecturas en todo el país y en el extranjero. Incluyendo las universidades de Princeton University, Harvard University, Oxford University y University of Cambridge.
Entre los premios que ha recibido destacan el de Poesía Carlos Pellicer en 1990, y el Premio Xavier Villaurrutia en 2005. Fue también becario del Centro Mexicano de Escritores (1970-1971), de la Fundación Guggenheim (1978-1979) y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).
En diciembre de 2015 le fue otorgado el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de Lingüística y Literatura y 2016 fue nombrado Creador Emérito del Sistema Nacional de Creadores de Arte.
Es Premio Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco 2018, otorgado por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), UC Mexicanistas y la Feria Internacional del Libro de Yucatán (FILEY). En septiembre de 2019 ganó, por unanimidad, el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, que le será entregado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara de este año. El jurado destaca el “ímpetu, la pasión y la fraterna inteligencia” en la obra de Huerta.

Acerca de Redacción

Léa también

Remedios Varo

ícono de la pintura surrealista   El año de 1953 marca la etapa más prolífica …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *