Tepito existe porque resiste

crónica visual del barrio

El Barrio de Tepito como trinchera de resistencia, a través de más de 150 imágenes realizadas por el fotógrafo Francisco Mata Rosas, es la propuesta de la exposición
La muestra que será inaugurada el 14 de septiembre se realiza en el marco del 68 aniversario del recinto del INBAL

 

  E  l Barrio de Tepito, como un bastión de la cultura popular mexicana y una trinchera contra la homogeneización del pensamiento, es el planteamiento que el reconocido fotógrafo Francisco Mata Rosas propone en la exposición Tepito existe porque resiste.

La muestra que se exhibe del 14 de septiembre al 3 de noviembre en la Galería José María Velasco del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) tiene como antecedente el proyecto Tepito bravo el barrio, realizado hace 12 años por Mata Rosas.

En esta ocasión se convocó a los habitantes para buscar un diálogo, a través de una selección de readymades y más de 120 retratos que serán expuestos en la Galería y que serán entregados a cada uno de los participantes al finalizar la exposición, como un acto simbólico de agradecimiento.

Para Francisco Mata Rosas, los barrios como Tepito son trinchera de resistencia, donde
El artista identifica la fortaleza que caracteriza a Tepito en la manera de vestir de la gente, en su comportamiento, en el lenguaje, en su forma de vivir, en la forma en que habitan este espacio y en las paredes.

Otra de las características que se destaca del barrio y su gente es la solidaridad. “Una prueba de su tolerancia, su inclusión y solidaridad es que me dejan fotografiarlos. Logramos convencer a la gente y establecer una relación de empatía a través de la cámara, por eso es interesante que en este proyecto regrese la imagen”, aseguró Mata Rosas.


La vida cotidiana en el barrio y la gente en su entorno son otros de los aspectos que se muestran en la exposición, a través de imágenes que reflejan el punto de vista del fotógrafo, luego de caminar por lugares emblemáticos, como el altar a la Santa Muerte, unidades habitacionales como La Fortaleza, La Casa Blanca y Los Palomares, el Deportivo Kid Azteca o el tianguis de Tepito. Estos recorridos fueron posibles gracias a la labor de enlace con la comunidad que realizó la galería a través de Víctor Hugo Portillo Serrano, responsable de Servicios Educativos.

La propuesta de Mata Rosas busca generar provocaciones visuales para que el espectador se involucre, esto se refleja en la forma en que fueron planeadas las imágenes, por ejemplo, en aquellas donde aparece el personaje en su entorno, el espacio está fuera de foco, lo que propicia la evocación del espacio sin descripción y en las imágenes donde aparecen lugares de Tepito, se trata de fotografías definidas que nos presentan con detalle estos escenarios.

Además, se exhibirán un vinil y una videoinstalación que mostrarán la perspectiva aérea de algunas zonas del barrio que fueron capturadas a través de un dron. El vinil podrá ser intervenido por los visitantes a la exposición para que muestren, a través del espacio, su relación con el barrio.

El fotógrafo, quien se dedicó durante varios años al fotoperiodismo en el diario La Jornada, entiende la fotografía como una forma de opinar. Su inclinación hacia el género de la crónica y su interés por la cultura popular, lo urbano, su amor por la Ciudad de México y el contacto con los barrios desde niño han definido en gran parte sus proyectos como México Tenochtitlan o Sábado de gloria.

“Para mí la fotografía es un pretexto para estar en lugares y conocer gente que tal vez no hubiera conocido si no fuera por eso. Es el resultado de la curiosidad, de satisfacer mi propia curiosidad”, expresó el artista.

Dentro de sus influencias, Mata Rosas reconoce al gran fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, por la forma en que fotografiaba la vida cotidiana dando una intención metafórica; el realismo mágico en la literatura latinoamericana, en particular Gabriel García Márquez. El muralista José Clemente Orozco y el cantante José Alfredo Jiménez.

Como parte de la exposición, en Gabinete se exhibe la obra de David Rivera, artista autodidacta que realiza grabado y relieve. Su trabajo está ubicado dentro de la tradición de artistas como Mardonio Magaña.

La Pieza del mes es un homenaje a Daniel Manrique, a cargo de Emmanuel Nolck, de la Escuela de Arte al Aire Libre de Tepito (Elitep). Es el boceto utilizado para la realización del mural La medicina de acá que se inauguró en marzo pasado en la Farmacia Miguel Ángel, ubicada en Eje 1 Oriente (Vidal Alcocer) esquina calle Costa Rica, en el Barrio de Tepito.

Tepito existe porque resiste se exhibe hasta el 3 de noviembre de 2019 en la Galería José María Velasco (Peralvillo núm. 55, Col. Morelos). Martes a domingo de 9:00 a 18:00, miércoles hasta las 20:00 horas.

Acerca de Alan Varona

Léa también

La realidad ilimitada, mágica y misteriosa de la literatura infantil

La literatura infantil es un universo de posibilidades en donde el orden de las cosas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *