Inicio / Noticia cultural / Territorios de la memoria 1985-2019

Territorios de la memoria 1985-2019

El Museo de Arte Moderno reflexiona en torno
a los conceptos de historia y memoria

Es un memorándum para recordar cosas que han sucedido en nuestro país en los últimos 34 años y que no se deben olvida: José Manuel Springer, curador
Dentro de la muestra Territorios de la memoria 1985-2019 que reúne el trabajo de 59 artistas
Integrará cuatro núcleos temáticos y estará abierta al público del 6 de junio al 22 de septiembre.

 

  U  n recorrido interpretativo por temas pendientes de reflexión para la transformación de México, se podrán apreciar en la muestra Territorios de la memoria 1985-2019 que presenta el Museo de Arte Moderno (MAM) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBAL) del 6 de junio al 22 de septiembre. Se trata de una muestra que procede del cruce de hechos e interpretaciones relacionándolos con actores, lugares y situaciones reales.

El curador de la exposición, José Manuel Springer, define esta muestra como un memorándum para recordar cosas que han sucedido en nuestro país en los últimos 34 años y que no se deben olvidar. “Quiero que la gente lo recuerde y lo haga presente porque si queremos una transformación del país tenemos que recordar lo que ha pasado”.

La exposición Territorios de la memoria 1985-2019 se divide en cuatro secciones. La primera incluye la familia, el poder y los modos de relación entre la sociedad y las instituciones; el segundo núcleo aborda las transformaciones en los papeles sociales y mitos culturales que determinan el presente, el tercero aborda temas como la devastación de la naturaleza y la migración del campo a zonas urbanas y la última sección presenta propuestas de restauración social.

Springer afirmó que la muestra responde a una revisión de la colección del MAM y de varias generaciones que han trabajado, en las últimas décadas, en temas sociales. “Gran parte de las obras que están presentes pertenecen al acervo del MAM y a acervos públicos, como el del Museo Carrillo Gil, de la Secretaría de Hacienda, y a cuatro colecciones privadas, entre éstas la de Gabriel Herrera y Traeger & Pinto.

“Pertenecen también a varios artistas que generosamente decidieron participar al hacer obra inédita y que se presentará por primera vez en este museo, como Alejandro Pintado, Beatriz Canfield, Carlos Aguirre y Rogelio Manzo. Es una muestra que tiene cuatro islas y en cada una el público va a encontrar actores y personajes de la historia.

Me interesa mucho que haya una relación entre memoria e historia. Ambos conceptos son distintos, la memoria tiene que ver con el recuerdo que la gente tiene de su tiempo vivido y la historia es lo que escriben los profesionistas y en lo que generalmente aparecen los personajes, no así el pueblo. Intenté darle voz a los que no están incluidos en esa historia, por lo tanto el énfasis está en la memoria que todos guardamos del México en el que vivimos”.

Sobre su participación, el artista Rubén Ochoa dijo que la obra que expone es parte de la serie Bestiario. Los nuevos pecados capitales “Es como un juego sobre como los siete pecados capitales que conocemos y están en desuso. En la obra presento el pecado del consumismo con una reflexión particular para abordar la idea de cómo deberíamos afrontar los nuevos tiempos en cuanto a la relación social y nuestras circunstancias.”

Por su parte la artista argentina Irene Dubrovsky dijo que su pieza De la serie planeta azul/Apuntes de la migración 2019, es una pintura acrílica realizada con papel amate entretejido y montado en tela que continúa una serie que se trabajó para la Bienal de La Habana, en torno a la idea de mapas y territorios. “Es una pieza que continúa la tradición del Continente Americano y que se relaciona con la tierra, las plantas, el agua y las comunidades de mujeres tejedoras, además de la representación de la caravana migrante”.
Mientras que Rogelio Manzo afirmó que su obra titulada Cardiograma es resultado de la observación y el análisis de nuestra ciudad desde el punto de vista global. ”Quise hacer una especie de aparato de medición que detecta a las personas y que reacciona de acuerdo con la actividad de la ciudad. Me interesa mucho todo lo que ocurre en la ciudad y traté de llevarlo a esta pieza también con un grabado del horizonte de la ciudad”.

Natalia Pollak, directora del MAM, señaló que se trata de la segunda exposición que presenta el espacio museístico dentro de su nueva administración. “Son 34 años de diferentes propuestas de artistas que han trabajado el tema de la memoria, los territorios, los desplazamientos, la violencia, la migración. Todos merecemos esta exposición, esta reflexión, con más de 52 artistas y alrededor de 90 obras que tienen mucho que decir.

“Es una exposición fuerte, contundente y que nos pone a pensar lo que ha pasado en las tres últimas décadas de nuestro país, pero que también propone otra visión, nuevos reencuentros y vislumbra que puede haber un futuro mejor para todos los que vivimos en estos territorios. Hemos trabajado mucho en esta exposición con varias sesiones para replantear cómo desarrollarla”.

Acerca de Redacción

Léa también

Manuel Felguérez

explorador de posibilidades infinitas El artista zacatecano, que cumple 91 años este 12 de diciembre, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *