Inicio / Noticia cultural / Artes visuales / Cuicuilco a 80 años del INAH

Cuicuilco a 80 años del INAH

Exposición de Francisco Icaza

 

El INAH podría dar en custodia a la Alcaldía, piezas arqueológicas descubiertas durante la segunda temporada de excavaciones en 2017
Al momento se exhiben en tres capelos 26 figuras encontradas en predio de la Universidad Pontificia de México en 2006
Más de 200 piezas en total, según cifra actualizada, se exhiben en la exposición hasta el 18 de agosto: arqueólogo Ramón López Valenzuela

 

  E  l Instituto de Antropología e Historia (INAH) podría entregar en custodia a la Alcaldía Tlalpan, un número aún no determinado de piezas arqueológicas que fueron descubiertas en el predio que ocupa la Universidad Pontifica de México, durante la segunda temporada de excavaciones en 2017, con el objetivo de que sean exhibidas de manera permanente al público en el Museo de Historia de la demarcación en un futuro próximo.

En entrevista con el arqueólogo Ramón López Valenzuela, responsable administrativo de la zona arqueológica de Cuicuilco, habló sobre la exposición Cuicuilco a 80 años del INAH que muestra en el Museo de Historia de Tlalpan, según dato actualizado, más de 200 piezas originales hasta el 18 de agosto, y hace un recuento de todas las investigaciones realizadas desde la época en que el arqueólogo estadounidense Byron Cummings actuó por encomienda de su homólogo mexicano Manuel Gamio, a partir de 1922 y hasta las últimas exploraciones realizadas por el doctor Felipe Ramírez en 2017 en torno a Cuicuilco.

Aseguró el arqueólogo López Valenzuela que las últimas excavaciones en la Universidad Pontificia arrojaron un mayor número de piezas que las descubiertas durante el primer salvamento de 2006, cuyos trabajos fueron encabezados por el arqueólogo Alejandro Meraz Moreno. La segunda excavación surgió a raíz de que la UPM informara al instituto que continuaría el proyecto de la ampliación de sus instalaciones, lo cual dio origen a nuevas labores de salvamento en 2017.

En ambos casos, los objetos encontrados pertenecieron a una aldea satélite preclásica que formaba parte de la cultura cuicuila en las fases Zacatenco (700-400 a.C) y Ticomán (400-200 a.C). Dicha aldea se encargaba de controlar el paso de comerciantes entre Cuicuilco y lo que ahora es estado de Morelos.

Cabe señalar que las 26 piezas arqueológicas que se exhiben en tres capelos por primera ocasión en Tlalpan son: 11 figuras antropomorfas, 13 objetos integrados por dos vasijas, tres silbatos zoomorfos (aves), dos orejeras; tres puntas de proyectil y una navajilla de obsidiana; un hacha y una cuenta de piedra verde, así como un metate de dos piezas (o metlapilli).

Dichas piezas se expusieron por primera vez al público en el museo de sitio de dicha zona arqueológica en 2018, en ocasión de los festejos por el 70 aniversario de su fundación en 1948. Este museo tiene gran relevancia por la pintura original que ahí se encuentra de Jorge González Camarena, La erupción del Xitle, de 1947.

Existió otra aldea relacionada con Cuicuilco en lo que hoy es la colonia La Otra Banda, en los límites de las alcaldías Coyoacán y Álvaro Obregón, donde se hicieron excavaciones y encontraron figurillas de mujeres embarazadas en el predio de avenida San Jerónimo número 218, por lo que se cree que estaba dedicada a cuidados perinatales. Copilco también estuvo relacionado con Cuicuilco. Todavía pueden encontrarse vestigios de otras aldeas satélites de los cuicuilcas, pero muchos quedaron bajo la piedra volcánica.

Las piezas encontradas en esta zona forman parte de una larga trayectoria de investigaciones realizadas por el INAH, mostrando a propios y extraños una gran riqueza cultural heredada por los pobladores de Cuicuilco, una de las civilizaciones más antiguas de la Cuenca de México, cuyos orígenes se remontan a más de dos mil años.

Respecto al descubrimiento de la zona arqueológica de Cuicuilco, el arqueólogo López Valenzuela continuó, diciendo que el ilustre arqueólogo Manuel Gamio (1883-1960), se encontraba haciendo exploraciones en Copilco, que también es un sitio cuicuilca, entre 1917 y 1919. Durante recorridos por el sur de la cuenca de México, Gamio detectó una gran elevación en lo que hoy es el cruce de Anillo Periférico y Av. Insurgentes Sur, lo que le despertó un gran interés por saber si este lugar era cultural o natural; de ahí que encomendara al arqueólogo estadounidense Byron Cummings que realizara excavaciones entre 1922 y 1925, mostrando por lo menos un 70 por ciento de lo que hoy día vemos del gran basamento.

Dijo también que el arqueólogo trabajó en el gran foso alrededor del basamento para recuperar la altura del cuerpo piramidal. Exploró también los altares en la parte superior y restauró gran parte del basamento, que está catalogado como Cuicuilco A, que es el área que está abierta al público, pero tenemos Cuicuilco B en la zona de Villa Olímpica; Cuicuilco C donde están las torres del grupo Elektra, y Cuicuilco D que corresponde a plaza Inbursa.

Respecto a Cuicuilco B (Villa Olímpica), detalló que todavía existen vestigios arqueológicos y lo deseable sería que pudieran abrirse al público en un futuro cercano, debido a que en la actualidad el lugar no cuenta con la infraestructura necesaria para recibir visitantes.
El arqueólogo Ramón López Valenzuela externó que Cuicuilco es parte de la historia de Tlalpan. “Es el asentamiento más antiguo de la demarcación, incluso las raíces de los auténticos tlalpenses son cuicuilcas; los mismos huicholes consideran a Cuicuilco como el origen del mundo. Algo tendrá Cuicuilco que hasta los mismos huicholes lo reconocen”, concluyó.

Acerca de Redacción

Léa también

Ilustraciones del Jardín Etnobotánico

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca albergará Ilustraciones del Jardín Etnobotánico, con obra inédita …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *