Inicio / Creación literaria / Ciento cincuenta años

Ciento cincuenta años

Plaza Giordano Bruno 

en la Colonia Juárez

  U  n abrazo fraterno para todos,  el tema que hoy nos ocupa es la historia  de la celebración en la Plaza Giordano Bruno de la Colonia Juárez de los ciento cincuenta años de la restauración de la República en el año de 1867 por Benito Juárez y de la declaración constitutiva del territorio Juaricua  por un grupo de ciudadanos que se han dado a la tarea de frenar el tsunami inmobiliario que amenaza a su centrica colonia……………. La juárez.

Este pequeño pero muy significativo acto se inició con la salida en carruaje de Benito Juárez y familia del castillo de Chapultepec hacia el punto que hoy ocupa el edificio de la Lotería Nacional y pronunciar un discurso de restauración de la República después del efímero imperio de Carlota y Maximiliano, aventura financiada por Napoleón tercero. Después de lo cual habría una comilona en la Alameda Central; la que fue suspendida por la tormenta que aquel día cayó en la ciudad.

En esta rememoración se leera el mismo discurso y se ha invitado a un actor a que investido de la imagen de Juárez lo representará, también asistirá una tataranieta o lo que le sigue ( chozna ) de Juárez quien sera la madrina de la declaratoria del grupo defensor de la colonia que en estos años ha padecido el impacto urbano que generan los grandes desarrollos inmobiliaros que han aparecido.

La rememoración del recorrido abarca una parada al igual que otrora en la Garita de Belem, donde hoy está el Mercado Juárez.

Que mejor oportunidad de apoyándonos en ese brillante momento de nuestra historia haciendo luz en una colectividad que se organiza ante las sombras de un amenazante futuro de especulación feroz que arruine la vida del barrio.

Acompañemos a la historia y veamos la construcción de mejores futuros para nuestra ciudad que todavia es habitable con la suma de esfuerzos y multiplicación de voluntades, los esperamos.

captura-de-pantalla-2017-07-15-a-las-01-11-46

Acerca de Rubén Ochoa Ballesteros

Léa también

Paseo nocturno iii

Homenaje a Rubem Fonseca*   Regresaba tarde del trabajo. Mi mujer había dejado un recado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *