Inicio / Creación literaria / Reinstauración republicana

Reinstauración republicana

Muy queridos confabulados del arte, el recién pasado mes de julio se cumplieron 150 años de la Reinstauración de la República, el 15 de julio de 1867 regresó del norte del país Benito Juarez después de andar durante cuatro años errando mientras en nuestra ciudad gobernaban el país los efímeros monarcas Maximiliano el archiduque de Austria y Carlota de Bélgica hija de Leopoldo I. En esta fecha Juárez entra a la ciudad y para dar el manifiesto a la nación espera un día, ya que el 14 de julio Francia celebraba el 60 aniversario de la Toma de la Bastilla.
Para el acto Juárez y familia en su phaethon bajan del otrora castillo de Galvez, después castillo imperial parecido al de Miramar donde los emperadores habían sido virreyes del lombardo véneto y hoy Castillo de Chapultepec hacia la Garita de Belém, predio que hoy ocupa el mercado de la colonia Juárez -que aun no existía- y es ahí donde pronuncia su celebre Manifiesto a la Nación, anunciando que la residencia oficial sera a partir de ese día el Palacio Nacional. Un recinto que  sera, dijo: de austeridad republicana y donde hoy se puede visitar el recinto-homenaje por el acceso de la calle de Moneda y la plaza del  Zócalo
Menuda efeméride para la colonia Juárez, actualmente, en medio de grandes transformaciones ya que debajo de sus entrañas esta naciendo un nuevo Manhattan con los grandes desarrollos inmobiliarios del Paseo de la Reforma, -anteriormente conocido como Paseo de la Emperatriz  y luego Paseo Degollado- para quien lo tránsito apenas unas cuantas ocasiones.
Que nos sirva esta efemérides para calibrar las intervenciones que de acelerada forma esta resintiéndose en esa área de la ciudad.
En el territorio juaricua termino coloquial qué los habitantes le dan a esta zona.
Los saludo con emoción comiendo una tlayuda en la calle de Turin y vaya un fraterno abrazo a todos.

 

    A g o s t o de  2 0  1 7

img-20170714-wa0002

Acerca de Rubén Ochoa Ballesteros

Léa también

Paseo nocturno iii

Homenaje a Rubem Fonseca*   Regresaba tarde del trabajo. Mi mujer había dejado un recado …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *